Depilación con DIODO una alternativa eficaz para prevenir la foliculitis

 
La foliculitis es una infección común de la piel que se suscita cuando los folículos pilosos se inflaman a causa de bacterias que ingresan en los tejidos internos por la depilación con afeitadora o cuchilla, ya que se encuentra sucia o se ha utilizado más veces de lo debido. Se conoce que existen dos formas principales de foliculitis, las cuales son el tipo superficial que afecta la parte externa del folículo y una más profunda que se expande en todo el folículo y suele ser más grave.

Al principio, la foliculitis puede verse como pequeñas espinillas alrededor de los orificios donde crece el vello, conocidos como folículos pilosos, que a raíz de la infección y de acuerdo a su severidad pueden incrementar de tamaño o volumen, causando picazón, malestar, irritación y dolor. Este problema clínico es normalmente tratable con cremas de uso tópico y desaparece sin dejar huellas, pero en casos graves es necesario la consulta de un especialista y medicamentos bajo receta.

La depilación usualmente realizada con afeitadoras debe ser cuidadosa, ya que en muchas ocasiones no se limpia adecuadamente la cuchilla, que entra en contacto directo con la piel y los folículos, lo que causa la infección. De acuerdo con los especialistas es importante tomar en cuenta que siempre se debe desinfectar con alcohol o agua la parte externa de la cuchilla y no utilizarla más de 10 veces, para evitar cualquier tipo de irritación en la piel.

Para prevenir este problema médico se puede recurrir a diferentes alternativas estéticas que ayudan a tener una mejor apariencia, pero sobre todo evitar la foliculitis en la piel a causa del vello. Una de estas opciones es la depilación con DIODO, un método rápido y precioso que permite eliminar el vello hasta en un 90%, después de cuatro a ocho sesiones, dependiendo de la zona del cuerpo donde se trabaje.

Este procedimiento actúa directamente sobre la raíz de vello a través de la luz de DIODO que penetra en la piel sin dañarla ni dejar secuelas; causando un efecto prolongado en el tiempo y con eliminación definitiva de gran parte del vello de las zonas tratadas. Es idóneo para pelos gruesos y oscuros, en pieles morenas y blancas.

Los resultados de la depilación por DIODO son indoloras y completamente visibles a través de cada sesión, por lo que después del tratamiento no es necesario volver a utilizar la rasuradora para la eliminación de vellos, evitando volver a tener contacto con cuchillas que causen infecciones en la piel y los folículos pilosos.

De acuerdo con la especialista María Augusta Vera, gerente general de Medikal Estetik “Los procedimientos estéticos como la depilación por DIODO son amigables con el cuerpo y eficaces en su totalidad, permitiendo que el paciente se sienta bien, pero sobre todo evite problemas médicos graves como la foliculitis. Cabe recalcar que siempre es necesario realizar cualquier tratamiento bajo la guía de un especialista certificado para obtener resultados reales”.
Artículo Anterior Artículo Siguiente