Aceite de krill, un compuesto con múltiples ventajas para el organismo


En los últimos años, el aceite de krill se ha convertido en un suplemento que está ganando popularidad por su amplia gama de beneficios para el organismo, además de ser una fuente importante de omega 3, un tipo de ácido graso que contribuye de forma significativa a mantener normales los niveles de colesterol y cuidar la salud cardiovascular.

Este compuesto tiene su origen en el krill, una especie de minúsculo crustáceo, considerado como la principal fuente de alimentación de ballenas y pingüinos. De acuerdo con investigaciones publicadas en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, el aceite que se extrae del krill ha demostrado ser beneficioso a la hora de prevenir enfermedades de tipo cardiovascular.

Francisca Cifuentes, experta en sobrepeso, obesidad y nutricionista aliada de Impexpharm, señala que el aceite de krill presenta beneficios para combatir la inflamación, reducir el dolor articular y mejorar la salud del corazón. “El krill es una especie de tesoro de proteínas que se encuentra en el mar”, expresa. Además, la especialista en nutrición y dietética explica las principales propiedades del aceite de krill.

1. Ayuda a mejorar la digestión: de acuerdo con varios estudios, este compuesto ha demostrado una gran efectividad para combatir la inflamación por su alto contenido en omega 3. De esta forma, aporta que las personas cuenten con una apropiada digestión y puedan mejorar la absorción de nutrientes, vitaminas y minerales. Además, es una rica fuente de antioxidantes, por lo que ayuda de forma significativa a reducir el envejecimiento.

2. Tiene ventajas contra el dolor articular: el consumo del aceite de krill puede mejorar los síntomas de la artritis y el dolor en las articulaciones. A escala global, varios especialistas recomiendan el uso de este compuesto, como complemento, para tratar la rigidez, el deterioro funcional y el dolor en pacientes con afecciones como la artritis reumatoide u osteoartritis.

3. Cuida la salud del corazón: algunas investigaciones médicas comparan los beneficios del aceite de krill con los del aceite de oliva. Uno de los efectos del consumo de este compuesto es el aumento de los niveles de lípidos en la sangre (considerados como la reserva energética del organismo). Además, se produce una reducción de triglicéridos (grasas) en la sangre. De esta forma, el aceite de krill purifica al organismo de otras grasas que en altas cantidades suelen ser nocivas para la salud cardiovascular.

Aunque el consumo del aceite de krill trae múltiples ventajas, no basta solo con comer bien si el objetivo es mejorar el estado de salud en general. La especialista en nutrición y dietética señala que es necesario desarrollar una serie de hábitos que, en conjunto con una dieta equilibrada, permitirán alcanzar un estilo de vida saludable. Cifuentes detalla la importancia de realizar ejercicio, hidratarse correctamente, descansar de manera oportuna y evitar el consumo de productos nocivos para el organismo.

Con el propósito de contribuir a que los consumidores cuenten con opciones saludables para su alimentación, Impexpharm impulsa el consumo del aceite de krill en Ecuador, un compuesto innovador que contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas.
Artículo Anterior Artículo Siguiente