Mujeres, profesionales y madres líderes de la industria de la construcción



El sector de la construcción es una industria mayoritariamente liderada por hombres, donde de acuerdo a un estudio realizado en Ecuador por la consultora Adecco, esta es una profesión en la que apenas participan un 4 % de mujeres. Sin embargo, las mentes femeninas continúan abriéndose campo y ocupando cada vez más altos cargos que les permiten incrementar conocimientos, hacer una exitosa carrera y ganar nuevas experiencias.

SEDEMI es una compañía que ha evolucionado con el tiempo y lleva 45 años en el mercado nacional, dedicada a la construcción de grandes y pequeños proyectos de infraestructura a nivel nacional. Esta es una de las empresas que cree fuertemente en el talento femenino, razón por la cual incluye dentro de su planta a mujeres altamente calificadas en todo tipo de áreas, quienes además de ser expertas en su trabajo, son madres que día a día velan por la seguridad de sus familias.

Este es el caso de tres madres destacadas, quienes han crecido en la organización cumpliendo metas profesionales en su área de experiencia, formando parte fundamental de SEDEMI. Estas madres de familia son mujeres fuertes y dedicadas que además de llevar una exitosa profesión, forjan con amor la vida de sus hijos.

María José Pillajo tiene el cargo como Analista Administrativo SEDEMI Urbano e Industria, una profesional que ha estado en la empresa por más de 10 años, formando parte de la evolución y trayectoria de la misma.

Hoy en día agradece todos sus años de servicio ya que le han facultado para desarrollarse y adquirir nuevas experiencias, permitiéndole estar involucrada en los procesos de grandes proyectos de infraestructura.

“Me siento feliz de pertenecer a SEDEMI y crecer junto a ella, gracias a que he logrado cumplir mis metas personales y brindar sustento a mi hogar, donde tengo dos pequeños hijos. Mi familia es el motor que me impulsa a dar lo mejor de mi cada día” comentó María José.



Paulina Loya es Jefe del Departamento de Acabado Superficial, con más de 11 años de experiencia, en su trayectoria ha logrado equilibrar ser esposa y madre, trabajar, estudiar, entre otras cosas.

Encargada de la administración por calidad en la mejora continua de los procesos de su área, es una persona con objetivos y metas claras que ha llegado exitosamente a su cargo, gracias a su esfuerzo y dedicación.

“Doy gracias a DIOS por la bendición de ser parte de SEDEMI, que me ha abierto las puertas para desarrollarme en mi carrera y sentirme una mujer completa en el ámbito personal y profesional. La vida de mi hijo es mi responsabilidad y mi deber criarlo para que sea un hombre fuerte y valiente.” comentó Paulina.



Priscila Tapia es Coordinadora de Abastecimiento y Torres en SEDEMI y una madre amorosa en su hogar.

Ella es responsable del primer proceso de la cadena productiva en la planta de Sedemi, en el Departamento de Abastecimiento y Torres, junto a su equipo de trabajo se encarga de la fabricación de los elementos para el proceso de armado y soldadura, enfocándose en lograr el equilibrio entre el costo, tiempo de entrega y la calidad, generando soluciones enfocadas en la satisfacción del cliente interno

“Me siento muy orgullosa de mis logros, todos los días doy gracias de poder formarme con conocimiento y práctica en esta importante área de la compañía. He llegado a cumplir muchas metas profesionales en este campo y así mismo en mi vida personal. Hoy tengo un pequeño hijo del que estoy aprendiendo y dando mi 100% para brindarle el mejor ejemplo y sobre todo criarlo con amor” comentó Priscila.



“En SEDEMI, hay mujeres luchadoras que han crecido con la empresa durante estos años; profesionales y madres que han superado grandes desafíos en esta industria que poco a poco va siendo más incluyente, en un mundo que se va transformando y donde la mujer puede ser profesional, cumplir el rol de la maternidad y ser líder en este campo” comentó Esteban Proaño, presidente ejecutivo Grupo Corporativo SEDEMI.

Las empresas del sector de la construcción nacional, deben garantizar la igualdad de oportunidades laborales y acceso a empleo para la mujer profesional ecuatoriana, así como el desarrollo del talento a través de la formación y ascensos dentro de las distintas áreas, considerando temas importantes como la protección de la maternidad y un ambiente laboral sano e íntegro.

Artículo Anterior Artículo Siguiente