Los principales beneficiosos y valores nutricionales de la leche


La leche es una bebida básica en la nutrición de toda la población, pues es un producto completo y equilibrado, con altos niveles de nutrientes que contribuyen a fortalecer el sistema inmunológico. 

Según explica la Dra. Adriana Brito, nutricionista de Vita, marca de Pasteurizadora Quito, “La leche es un elemento fundamental que debe estar presente en los desayunos, e incluso como un refrigerio de media mañana, y además, puede ser fácilmente combinada con otros alimentos imprescindibles como frutas; su papel es tan importante en la nutrición, que debería consumirse entre 2 y 3 vasos de 250 ml diarios”.

Lo cierto es que este producto tiene múltiples beneficios, principalmente ligados a su gran aporte de nutrientes; por ello, su consumo es fundamental para lograr una dieta variada, completa, adecuada y equilibrada.

Para un mejor entendimiento de los beneficios del consumo de leche, así como de sus valores nutricionales, la especialista de Vita detalla a continuación algunos de los aspectos más importantes en torno a este tema:

Sobre los nutrientes esenciales que aporta la leche

Proteínas de alto valor biológico. La leche de vaca posee dos tipos de proteína. Por un lado, contiene caseína (70%), que permite mantenerse saciado en periodos largos de tiempo. Y, por otro, lactoalbúmina (25 a 30%), que es fácilmente digerible y aporta aminoácidos, esenciales como elementos constructores para el tejido muscular de los diferentes órganos.

Hidratos de carbono. El principal hidrato de carbono de la leche es la lactosa, y esta es muy importante para el desarrollo neurológico en edades tempranas. 

“Además, contribuye a la formación de membranas celulares, y actúa como mediadora de reacciones químicas en todo el organismo”, señala la experta. 

La lactosa también favorece la absorción del calcio, que es una de las características que hacen que la leche sea un alimento sumamente importante para el organismo.

Grasa. Este nutriente le otorga a la leche propiedades agradables a nuestros sentidos, y es lo que la hace apetecible. 

“La grasa es importante porque contribuye a la formación de membranas celulares y actúa como mediador de reacciones químicas en todo el organismo”, señala la especialista de Vita.

Minerales. Los minerales, junto con los micronutrientes en forma de sales presentes en la leche, son un aporte fundamental para mantener el equilibrio dentro de cada célula del cuerpo. Entre los principales minerales presentes en este producto, destacan el calcio, magnesio, fósforo y zinc.

Vitaminas liposolubles. Estas son las vitaminas que se almacenan en el tejido graso y músculos del cuerpo. Las vitaminas de este tipo presentes en la leche son la A (encargada de dar color crema a la leche), D, E y K.

Vitaminas hidrosolubles. Son aquellas que se disuelven en el agua, por lo que no se almacenan.

 “Justamente por ello el cuerpo elimina fácilmente su exceso, a través de la orina o el sudor, por lo tanto, es muy importante consumir diariamente este tipo de vitaminas”, indica la Dra. Brito. 

Las principales vitaminas hidrosolubles presentes en la leche son la B1 (importante para el sistema nervioso), B2 (esencial para el metabolismo) y B12 (primordial para la formación de glóbulos rojos y para la regeneración de tejidos).

Sobre los beneficios de cada tipo de leche

Antes de revisar los beneficios de cada tipo de leche, la especialista enfatiza en la importancia de entender que los componentes nutricionales detallados anteriormente están presentes en todo tipo de leche de vaca, independientemente de si es entera, descremada, semidescremada, y/o deslactosada. La diferencia radica en el contenido de grasa de cada producto.

Leche entera. Un producto como Vita Leche Entera contiene 7 gramos de grasa por cada 240ml. El consumo de esta leche es recomendado para toda la población, con la excepción de quienes sufren de intolerancia a la lactosa, comprobada médicamente. En niños, a partir del primer año de vida, y en adolescentes y adultos, es recomendable por su alto aporte de proteína, lo cual contribuye al crecimiento y fortalecimiento de los huesos, dientes y músculos.

Leche semidescremada. Vita Leche Semidescremada contiene 5 gramos de grasa por cada 240 ml. 

“Este producto es ideal para todos los integrantes de la familia, tanto en edades tempranas como para adultos, pues mantiene los nutrientes esenciales de la leche, pero con menos grasa”, indica la nutricionista.

Leche descremada. En el caso de Vita Leche Descremada, nos referimos a un producto que no contiene grasa, pero mantiene intactos sus demás valores nutricionales. Al no tener grasa, se convierte en la alternativa ideal para aquellas personas que sufren de sobrepeso u obesidad, y/o para quienes buscan mantener un peso equilibrado. 

“También la recomendamos para planes nutricionales enfocados en restricciones calóricas, y por temas de control de peso y enfermedades metabólicas”, explica.

Leche deslactosada. Vita Leche Deslactosada contiene 5 gramos de grasa por cada 240 ml., y está indicada para personas intolerantes a la lactosa. 

“Al no contener lactosa, esta leche es de fácil digestión y asimilación, permitiendo obtener todos los beneficios de la leche vacuna”, manifiesta la representante de Vita.

Súper leche. Vita Activa es una súper leche que tiene extra proteína, convirtiéndola en la opción ideal para personas con mayor demanda proteica por las actividades que desempeñan. Por ejemplo, en el caso de los deportistas, Vita Activa ayuda al metabolismo en funciones inmunológicas, musculares, digestivas, y esqueléticas. Además, es esencial en la formación y el recambio celular, así como para los procesos de recuperación post competencias.
Artículo Anterior Artículo Siguiente