La Compañía Coca-Cola reafirma su compromiso por la seguridad hídrica con su visión 2030


Para la Compañía Coca-Cola a nivel global, el agua es un recurso vital para la salud de las personas, indispensable para los ecosistemas y necesaria para la prosperidad económica de las comunidades en las que opera. La compañía reafirma su compromiso con este líquido esencial, a través de su estrategia y visión de seguridad hídrica para el año 2030.

Desde hace más de una década, la Compañía Coca-Cola a nivel global, se propuso a 2020 devolver a la naturaleza el 100% del agua que utiliza en la producción de sus bebidas, y si bien ese objetivo se cumplió exitosamente en el 2015, cinco años antes de lo esperado, el compromiso con el agua sigue intacto. Así nació el programa “Agua por el futuro”, una alianza entre la Compañía Coca-Cola, sus embotelladores, organizaciones privadas, ONG’s y el sector privado.

En Ecuador, la implementación de este programa se desarrolla en alianza con su embotellador Arca Continental, con el apoyo técnico y científico de su socio estratégico, The Nature Conservancy (TNC). en las cuencas que abastecen a ciudades como Quito, Guayaquil, Cuenca, Gualaceo y a la provincia de Tungurahua, conjuntamente con Fondos de Agua, mecanismos conformados por gobiernos locales, empresas públicas y privadas. Así, bajo el concepto de reabastecimiento de agua, se ejecutan varias acciones para la protección de los ecosistemas naturales; restauración (por medio de reforestación) de las zonas degradadas y; cercado de los corredores de vegetación ribereña para proteger las fuentes de agua que abastecen a las ciudades.

Hasta la fecha, “Agua por el futuro” ha logrado intervenir un total de 950 hectáreas, devolviendo a la naturaleza más de 880 m³ de agua, lo que representa más del 100% del agua que utiliza la compañía en las bebidas para consumo.

Continuaremos marcando el camino de modelos operativos para un mejor manejo del agua, a través de acciones concretas que aseguren la protección hídrica en Ecuador, con el firme objetivo de regresar a la naturaleza el equivalente al agua que utilizamos en nuestras bebidas y brindar acceso al agua, comentó Paola Palacios, Gerente de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sostenibilidad para Coca-Cola Ecuador y Perú.

Un compromiso firme

La Estrategia Hídrica 2030 establece un compromiso mayor por la seguridad hídrica del planeta. Para lograr este objetivo el Sistema Coca-Cola a nivel global desarrollará acciones que permitan asegurar el recurso hídrico en cuencas hidrográficas y comunidades en las que la compañía opera.

Bajo la nueva estrategia de protección de agua, el Sistema Coca-Cola a nivel global quiere marcar la diferencia para las personas, los ecosistemas y su negocio, a través de la definición de metas innovadoras y de alto impacto en tres pilares de influencia principales:

Comunidades: Optimizar la resiliencia hídrica de la comunidad a través del acceso al agua, el saneamiento e iniciativas de adaptación climática, especialmente en el apoyo a mujeres y niñas, ya que a menudo se ven más afectadas por la falta de acceso al recurso hídrico.

Cuencas Hidrográficas: Mejorar la salud de las cuencas hidrográficas en las localidades donde opera la Compañía y se abastece de ingredientes, a la vez que continúan alcanzando una tasa de reabastecimiento mayor al 100%.

Operaciones: Reducir los desafíos hídricos comunes donde operan, a través de la promoción de la eficiencia hídrica y el uso regenerativo del agua en sitios de liderazgo (reutilizar, reciclar y reabastecer el agua que se utiliza en nuestros productos y su fabricación).

La Compañía Coca-Cola continuará marcando el camino de modelos operativos para un mejor manejo del agua, a través de acciones tendientes a asegurar la protección hídrica en Ecuador, además de continuar refrescando al mundo y marcando la diferencia positiva en los lugares donde la compañía opera.

Artículo Anterior Artículo Siguiente