De Prati apoyó a participantes de su programa “Mujeres Confeccionistas” afectadas por el aluvión en Quito

 

Las participantes del programa social Mujeres Confeccionistas De Prati, Karina Vela y Valeria Callatasig, afectadas por el aluvión en Quito, junto a Christian Cabrera, Gerente de Tienda De Prati (centro), durante la entrega de donaciones.

De Prati, marca líder en el sector retail y la industria de moda del país, apoyó a participantes de su programa “Mujeres Confeccionistas'' que fueron afectadas por el reciente aluvión en la ciudad de Quito, con equipamiento para sus hogares, con el fin de contribuir a la recuperación de las pérdidas materiales que sufrieron durante este desafortunado siniestro. Las donaciones, que se canalizaron a través de la Fundación Acción Solidaria, incluyeron electrodomésticos como refrigeradora, cocina, microondas, así también una cama y colchón, tarjetas de regalo para compra de vestimenta y una máquina de coser overlock con accesorios de costura, con la finalidad de contar con herramientas que les permita empezar a generar ingresos.

“En De Prati buscamos generar valor agregado a la sociedad, no solo desde la oferta de calidad frente al consumidor, sino desde un fuerte propósito social que caracteriza al programa Mujeres Confeccionistas, un proyecto de formación, desarrollo humano y emprendimiento que transforma la vida de cientos de mujeres ecuatorianas. En esta ocasión, nos solidarizamos con Valeria Callatasig y Karina Vela, quienes fueron afectadas por el aluvión ocurrido en el sector de La Comuna en Quito. Ellas forman parte de nuestro programa y a través de esta donación queremos contribuir con un granito de arena para que puedan recuperar una parte de lo que perdieron, y para que también puedan generar ingresos a través de las habilidades y conocimientos que han ido desarrollando a través de diferentes herramientas”, señaló María José De Prati, Directora de Responsabilidad Social.

Por su parte, Karina Vela y Valeria Callatasig, se mostraron muy agradecidas con esta donación.

“Agradezco a De Prati por brindarme su apoyo en estos momentos difíciles, con esta cooperación puedo cubrir parte de los recursos que perdí en mi hogar a causa del aluvión”, manifestó Vela. “Me siento muy feliz con esta contribución que nos ha dado De Prati. Es una gran ayuda para nosotros, nos han dado los insumos principales que necesitamos para salir adelante”, comentó Callastasig.

El programa Mujeres Confeccionistas De Prati, en alianza con la Fundación Acción Solidaria, que se lleva a cabo desde el año 2014 en Guayaquil, 2015 en Quito y 2018 en Manta, capacita en técnicas de costura y confección a mujeres de zonas vulnerables, brindándoles herramientas que impulsen su desarrollo personal, fomentando la autoconfianza e independencia laboral y económica para el bienestar propio, de su familia y la comunidad.

El programa cuenta al momento con más de 890 integrantes de las tres ciudades y alrededor de 580 negocios consolidados que han permitido a estas mujeres empoderarse y tomar nuevamente el protagonismo de sus vidas. “En De Prati estamos convencidos de que empoderar a las mujeres es ayudarlas a reconocer su propio valor y capacidades, de la mano de la educación como herramienta clave para el desarrollo social y económico de las comunidades. Con esta iniciativa ha sido posible que el 85% de las participantes accedan a una mejor entrada económica con el propósito de mejorar su calidad de vida y la de sus familias”, acotó María José De Prati.

Actualmente, el 79% de las mujeres que ya se encuentran generando ingresos lo hacen a través de emprendimientos individuales, mientras que el 16% lo hacen de forma asociativa y un 5% lo hace de forma dependiente. Hasta el 2021 el programa ha graduado a 738 mujeres.

De esta forma, De Prati reafirma su compromiso de seguir impulsando el desarrollo y empoderamiento de las mujeres ecuatorianas, brindándoles herramientas que les permitan lograr una transformación integral, desarrollar autoconfianza y construir un mejor estilo de vida para ellas y sus familias, preparándose para alcanzar mejores oportunidades y plazas de empleo.
Artículo Anterior Artículo Siguiente