Bimbo Ecuador beneficia activamente a su comunidad con el Proyecto Buen Vecino


En Bimbo Ecuador se elaboran productos deliciosos, nutritivos y de calidad para ofrecer a sus consumidores en cada rincón del país. Como parte de su estrategia de sustentabilidad en el pilar de Comunidad, ejecuta proyectos sociales que buscan mejorar la calidad de vida de quienes viven o trabajan alrededor de sus plantas o centros de ventas. 

Bajo este contexto, a través del Programa Buen Vecino, durante estos 5 años Bimbo Ecuador ha venido trabajando iniciativas con la comunidad, y este año ejecutó 3 iniciativas: En la planta Guayaquil inauguró el Proyecto “Caritas Felices”, remodelando las instalaciones de baños y el bar; contribuyendo en la mejora de las condiciones físicas; en la inauguración se dictaron charlas para padres en equidad de género y charlas nutricionales, fomentando el desarrollo integral, beneficiando a 400 niños y niñas de educación inicial hasta 7mo de básica de la Escuela Joaquín Gallegos Lara del sector Pascuales. 

En la planta Quito, ejecutó el proyecto “Gotitas de dulzura”, donde remodelaron dos aulas para estimulación temprana, también, realizaron charlas nutricionales y de equidad de género, beneficiando a 214 niños y niñas de uno a tres años de edad del Centro de Desarrollo Infantil Comité del Pueblo. 

La tercera iniciativa, se llevó a cabo en el Centro de Venta Salinas, con el Proyecto “Playas Vivas” con el objetivo de sensibilizar a la población hacia la cultura de reciclaje como estrategia para conservar los recursos de la naturaleza y lograr que se sumen a la gran campaña mundial para evitar la contaminación de los océanos y playas. 

Bimbo Ecuador entregó 60 contenedores al Municipio de Salinas, los mismos que serán rehusados como dispensadores de reciclaje en diferentes instituciones educativas, además en algunos sitios de la ciudad, se colocaron cuatro estaciones de reciclaje y dos estructuras metálicas en forma de pez. Este proyecto beneficia a 34.719 habitantes. 



Para Bimbo Ecuador es primordial ser un buen vecino, demostrando así su compromiso permanente con la responsabilidad social, fortaleciendo el vínculo con las comunidades en las opera y buscando que los recursos de hoy perduren para para las futuras generaciones.