Bananos exportados por Maersk Line son monitoreados en tiempo real

Para los clientes de Maersk Line, ésta es una experiencia que mejora considerablemente con la innovadora herramienta Remote Container Management (RCM), única en la industria naviera, que entrega un valor agregado diferenciador en el segmento de refrigeración, puesto que permite dar seguimiento a la carga en tiempo real.


Por cada contenedor refrigerado en la carretera, en el mar o en un puerto en algún lugar del mundo, hay un cliente obligado a dirigir su negocio sin información sobre la condición y la ubicación de sus productos. Esto es particularmente relevante en aquellos más sensibles, como la fruta u otros productos que requieran de estrictos requisitos para su traslado. Para los clientes de Maersk Line, ésta es una experiencia que mejora considerablemente con la innovadora herramienta Remote Container Management (RCM), única en la industria naviera, que entrega un valor agregado diferenciador en el segmento de refrigeración, puesto que permite dar seguimiento a la carga en tiempo real. 

Considerando que el banano es el segundo rubro tradicional de exportación de Ecuador, cuyos envíos constituyen el 26% de las exportaciones primarias y el 66% de las tradicionales, representando el 4% del PIB total del país, es que Maersk Line ha puesto foco en la mejor forma de hacer que sea entregado en óptimas condiciones. De hecho, el 94% del banano que se consume en Rusia proviene de Ecuador. 

“Por su naturaleza, el banano requiere una supervisión constante durante su traslado, dado que el tiempo puede durar hasta 50 y 60 días, según el país de destino. Con RCM, los tiempos de espera y de reacción han terminado, porque hoy podemos entregar a nuestros clientes exportadores una visión completa y datos en tiempo real de su carga, desde su origen hacia su destino final, lo que les permite tomar decisiones en línea y usar los datos obtenidos para estudiar y mejorar toda su cadena de suministros. Sin lugar a duda, esta valiosa oportunidad de monitoreo significa un importante activo para reconocer, entender y optimizar las cadenas de suministros y cuidar que el producto llegue en perfectas condiciones”, comentó Jorge Dávila, gerente de Ventas de Maersk Line Ecuador. 

Si bien el impacto de RCM es poderoso, la tecnología de este instrumento es relativamente simple. Un GPS, un módem y una tarjeta SIM forman parte del 99% de los 282.000 contenedores refrigerados de Maersk Line, los que permiten recolectar y almacenar la información que llega a los clientes y a los equipos de soporte global, a través de transmisores satelitales en 400 de los buques propiedad de la compañía. En el caso de que exista un mal funcionamiento del contenedor y los técnicos locales no puedan solucionarlo, las notificaciones automáticas de RCM le dan al cliente tiempo suficiente para notificar los desperfectos y planificar alternativas para no perder la totalidad de la carga o descargar el contenedor en un puerto más cercano.