Cuenca es la segunda ciudad que mayores ingresos por manufactura genera en el Ecuador


Más de 50 mil empleos generados por las 114 empresas que se agrupan en la Cámara de Industrias, Producción y Empleo de Cuenca (Cipem) son la constatación del rol preponderante que desempeña este sector en la dinámica económica y social de la capital azuaya. Su nuevo presidente, Roberto Maldonado, fundador de Colineal Corp, una de las principales empresas de creación y comercialización de muebles de madera en el país, asegura que la ciudad se ha convertido en uno de los polos industriales más importantes del Ecuador gracias a una industria de valor agregado que genera empleos más calificados.

Las cifras le dan la razón. Después de Quito, Cuenca es la ciudad que más Producto Interno Bruto (PIB) per cápita por manufactura genera en el país; es decir, cada empleo que se genera en esta localidad, en el ámbito industrial, contribuye de manera significativa a la riqueza nacional. Además, es la única ciudad en el país en donde el sector manufacturero contribuye y produce más que el sector comercial.

Mientras que el intercambio comercial de los productos de la industria cuencana genera al año USD 1 500 millones; de acuerdo con las mediciones elaboradas por el equipo de Cipem. Por ello, abrir camino, generar oportunidades, impulsar la innovación y la capacitación para alcanzar mercados más exigentes son las perspectivas que se plantea Maldonado durante el tiempo que estará al frente de esta institución.

“Cuenca tiene madera emprendedora, sabe innovar y buscar oportunidades. Ese camino de la innovación es el que necesitamos fomentar y en el que vamos a enfocar nuestro compromiso” explica Maldonado al tiempo que plantea cuatro aspectos relevantes para el despunte de la industria de la ciudad.

De acuerdo con el flamante presidente, se requiere de un acercamiento y trabajo colaborativo entre el sector al que representa y las autoridades locales, con el objetivo de sembrar las condiciones para que el parque industrial de la ciudad responda a las necesidades de la creciente industria, pero con respeto y compromiso con la sociedad y el ambiente.

“Más del 90% de la producción azuaya se consume fuera de la provincia y llega a más de 30 países. Por ello, es necesario trabajar en una mejor conectividad de la ciudad para que sea un polo de desarrollo con facilidades para el transporte aéreo y terrestre” apunta el nuevo presidente de Cipem, para quien el tema de la conexión entre Cuenca y los mercados nacionales y extranjeros tiene preponderancia.

Asimismo, hace hincapié en la educación dual, una metodología de enseñanza que fusiona el aprendizaje al interior de una industria con la educación en un centro de formación. En la ciudad, desde hace tres años, unas 37 empresas ya la han implementado para el beneficio de 116 familias. De este modo, a la par de la generación de empleo se forma profesionales confiables, responsables y sobre todo calificados.

Finalmente, otra de las prioridades del trabajo de Cipem será la transferencia de conocimiento. La Cámara buscará la inclusión de la pequeña industria al gremio, así como el intercambio de conocimiento de los procesos de la gran industria hacia aquellas que se encuentran en estado incipiente. “La finalidad es que todo el sector se beneficie de la experiencia desarrollada en estos años” acota Maldonado.

De este modo, Cipem busca posicionar a la industria cuencana como un actor de gran relevancia, generador de empleo y de oportunidades, no solo para la ciudad sino para el país.