Las finanzas personales y la consulta popular: indicadores claves


¿Qué indicadores permiten planificar las finanzas personales en un contexto de cambio social y previo a una consulta popular?, para resolver esta pregunta, Fundación CRISFE, organización sin ánimos de lucro, plantea tomar en cuenta dos guías claves: la Inflación y la tasa de desempleo urbano del país. Por lo que sugiere a los ciudadanos mejorar la administración de los gastos personales para minimizar impactos en la economía familiar.

De acuerdo al Banco Central del Ecuador, la inflación anual 2017 fue de -0,20% y la tasa de desempleo urbano alcanzó un 5.82%, indicadores que obligó al Gobierno actual a tomar medidas para contrarrestar esta situación que provoca incertidumbre en las familias ecuatorianas.

Expertos en educación financiera de CRISFE, señalan que, a consecuencia de la economía desacelerada en un entorno de elevada incertidumbre, el Ecuador atraviesa por un proceso de deflación que es la caída sostenida de los precios. Esto ya que, aunque el salario mínimo se ha ajustado anualmente, otros salarios han permanecido congelados en el sector público y privado para un porcentaje que tiene una remuneración mensual superior al salario mínimo vital. Además, de la reducción de ingresos del grupo familiar por pérdida de empleo o disminución en sus ventas.

De igual manera, la situación laboral es un aspecto que causa preocupación en la ciudadanía por los acontecimientos en relación a este ámbito. Aunque la tasa desempleo urbano bordea el 6%, esto no se compagina con la realidad de los ecuatorianos que cada día tratan de obtener un empleo digno, enfrentado barreras y dificultades por la falta de dinamización de la economía que lleva al sector privado a reducir su actividad. 

Frente a ésta realidad, es importante partir del análisis y reestructuración de los gastos personales y familiares para establecer mejores hábitos. Una vez que se lleve a cabo la consulta popular, los ciudadanos pueden exigir políticas económicas más coherentes que reduzcan la incertidumbre y exigir la implementación de un modelo económico que cree sinergia entre la economía pública, la privada y la economía popular y solidaria.