Pérdida de nutrientes de alimentos al cocinarlos, ¿mito o verdad?


Cuando sometemos alimentos a la cocción estos no solo cambian su textura, sabor, color o volumen, sino que su composición se ve afectada de manera positiva o negativa, dependiendo del tiempo y la forma de cocinarlos. 

Los especialistas de Warenhaus, empresa dedicada a la producción de ollas, cacerolas y sartenes en Ecuador, explican que aun cuando la cocción de los alimentos hace que se digieran mejor y se eliminen sustancias tóxicas o dañinas para el organismo, algunos nutrientes se pueden ir perdiendo en el proceso, por lo que recomiendan utilizar las técnicas adecuadas, además de un utensilio de cocina que ayude a evitar estos inconvenientes.

Durante la cocción, los sabores se intensifican si los dejamos por mucho tiempo y allí perdemos gran cantidad de nutrientes, por lo que el uso de ollas o cacerolas con propiedades ferromagnéticas sería lo más conveniente pues permiten la conducción del calor, apresurando el proceso sin pérdida alguna de nutrientes.

El referido equipo de Warenhaus, en su afán de promover prácticas saludables de alimentación, señala que los carbohidratos tienden a ser los alimentos que, aun cuando estén por mucho tiempo al fuego, mantienen sus propiedades. En cuanto a las proteínas, precisan que el hecho de que se cocinen permite que la digestión sea más ligera, y los nutrientes no se ven afectados. 

Sin embargo, en el caso de las vitaminas y minerales, la situación es completamente distinta, pues se ven más afectados, sobre todo, cuando lo hervimos. Finalmente, los especialistas recomiendan cocinar al vapor, salteado a fuego rápido e, incluso, en el microondas, pues los alimentos no son expuestos a largos tiempos de cocción evitando la pérdida de nutrientes.