Billboard Ads


En el marco del Día Mundial del Ahorro, que se celebra este 31 de octubre, el Programa de Educación Financiera de Produbanco preparó 5 consejos básicos para promover un manejo responsable de las finanzas personales y familiares. “Nunca es tarde para empezar a ahorrar, sin importar la edad ni la situación económica, lo más importante es tener disciplina y voluntad para ejecutar un plan de ahorro”, señala Elizabeth Arellano, ejecutiva del programa. 

Antes de entrar en materia, el primer paso es entender ¿por qué es importante adquirir hábitos de ahorro? Porque una adecuada administración de los recursos permite: solventar cómodamente las necesidades básicas del día a día sin complicaciones, cubrir emergencias y planificar el futuro para cumplir con proyectos. 



Aplicar la regla 50-20-30: Esta es la fórmula más recomendable para manejar los recursos de manera eficiente y consiste en distribuir los ingresos que se perciba cada mes de la siguiente manera: 

● 50% gastos básicos: Está destinado a los gastos fijos y obligatorios tales como servicios básicos, alimentación, colegiatura, arriendos, deudas (tarjeta de crédito, préstamos, etc). Si luego de realizar todos los pagos sobra dinero se recomienda no gastarlo sino sumarlo al porcentaje de ahorro.

● 20% ahorro: Estos recursos deben destinarse para el cumplimiento de metas y/o objetivos de mediano y largo plazo como viajes, educación, compra de una vivienda o un auto, entre otros. Se puede recurrir a este fondo para solventar emergencias. 

● 30% gastos personales: Este porcentaje se utiliza para actividades de ocio o estilo de vida como salidas al cine, reuniones con amistades, cumpleaños, salón de belleza, entre otras. Si de este gasto también hay sobrantes se recomienda enviar al ahorro. 

2. Manejar un presupuesto: Consiste en registrar todos los ingresos y gastos mensuales, con el fin de tener un control adecuado de los recursos. De esta manera se puede conocer con cuánto dinero se cuenta y cuánto se puede gastar. Lo más importante de contar con este registro es cumplirlo. El manejo adecuado de esta base permitirá que cada ahorrador, identifique los gastos innecesarios y los suprima.



3. Establecer objetivos: Los proyectos y sueños que se quiera cumplir deben estar claros para evitar la tentación de gastar en otras cosas (sin prioridad). 

4. Tomar decisiones y evaluaciones en familia: Hay que analizar en conjunto el estado de la economía de un hogar. Revisar los objetivos y metas planteadas, realizar ajustes de manera periódica con el propósito de que todo se llegue a cumplir. 

5. Información del mercado financiero: Para que el dinero no esté guardado bajo el ‘colchón’, sin ningún beneficio, es importante conocer los beneficios que ofrecen las entidades bancarias. Como por ejemplo: 

o Débitos mensuales automáticos para su plan de ahorro. Es preferible colocar una parte en una cuenta de ahorros para que en casos de emergencia tenga acceso inmediato al dinero y la otra parte invertir en fondos de ahorro y depósitos a largo plazo o plazo fijo, con el fin de evitar la tentación de retirarlo. Recuerde que todos estos productos bancarios pagan interés. 

o Consulte en su trabajo: Algunas empresas, con la ayuda de un banco, ofrece a sus empleados planes de ahorro programado. Este plan consiste en tomar una cantidad mensual de su salario al que se le suma un interés anual. El dinero es resguardado por el banco. 

o Depósitos a plazo fijo: Pueden servir como garantía para operaciones de crédito.
By