Billboard Ads


Al momento de la ducha el uso del gel de baño es un factor esencial, ya que además de higienizar la piel, le brinda hidratación y protección, removiendo casi por completo las células muertas alojadas en el cuerpo. A diferencia del jabón en barra que elimina nutrientes y arrastra bacterias alojadas en el mismo.

Por otro lado, el gel de baño ayuda al proceso de renovación celular, elimina el exceso de grasa hidrofílica y cierra los poros; estimulando la producción de colágeno para mantener una piel saludable y bella. 

Afortunadamente, podemos encontrar geles de baño con exquisitos aromas, tales como; triple manteca de coco, vainilla y limón mandarina los cuales, gracias a sus propiedades naturales hidratan la piel y revitalizan su estructura. 

Según, Berenice Benalcázar, especialista en el cuidado de la piel y esteticista de St.Ives Ecuador señala que “Es importante implementar productos de extractos 100% naturales a la hora de la ducha, momento en el que aparte de cuidar tu piel podrás disfrutar de un espacio de relajación. El gel de baño acompañado de un guante exfoliante remueve las células muertas de la piel humectando y revitalizando su textura”.

Las personas con piel sensible son las más beneficiadas por el gel de baño, ya que este tiene cualidades sanitarias como limpiador, exfoliante, hidratante y purificador. 

Cabe recalcar que este gel puede ser utilizado por todos los miembros de la familia de forma segura, ya que no produce reacciones alérgicas y por su suave textura se desliza fácilmente. 

En conclusión el gel de baño no debe ser utilizado únicamente por cuestión estética, sino por salud.
By